No te pierdas todas nuestras noticias y novedades

La respuesta para prevenir las trágicas muertes por atragantamiento

Todos nos hemos atragantado alguna vez, o como poco, conocemos a alguien que ha sufrido algún episodio desagradable. La asfixia es una situación de emergencia y potencialmente peligrosa. Solo en España hay 1.400 muertes por atragantamiento, un 25% más que en muertes por accidentes de tráfico. Esta estadística puede que no sea muy llamativa pero cuando te aclaro que hay 4 fallecimientos por atragantamiento al día quizás te haga plantearte formarte en técnicas de primeros auxilios o comprarte un dispositivo antiatragantamiento como el que vendemos en Salvando Vidas.

En la entrada de hoy os vamos a explicar como tratar los atragantamientos sin dispositivo anti-asfixia y más adelante explicaremos como usar dicho dispositivo.

En primer lugar valoramos la severidad del atragantamiento, los síntomas de asfixia más llamativos son si el paciente está con o sin tos efectiva.

Si hay tos efectiva estaremos ante una obstrucción leve de vía aérea. Solo tendremos que animar a la victima a toser y continuar valorando la situación por si revierte el atragantamiento o si este empeorase.

Si la víctima empeorase trataremos al paciente como si tuviese una tos inefectiva o ausente.

Si no hay tos o la tos es inefectiva estaremos ante una obstrucción severa de vía aérea y tendremos que actuar de manera rápida y efectiva ya que es una situación de riesgo vital.

Hay que tener en cuenta que en tan sólo 4 minutos, la falta de oxigeno puede provocar graves daños cerebrales, y a los 10 minutos, muerte cerebral. En la inmensa mayoría de los casos, el tiempo que tardan en llegar los servicios de emergencias sobrepasa estos 4 minutos incluso los 10.

  • Si nuestra víctima está consciente y tras informarle que de vamos a tratar de ayudarle;

1.Nos situaremos a su lado y ligeramente detrás, inclinando ligeramente a la persona, de manera que si el objeto es expulsado podamos facilitar su salida por la boca. Le  daremos 5 golpes en la espalda, en la zona entre ambos omóplatos con el talón de nuestra mano.

Si los 5 golpes no solucionan el atragantamiento pasaremos al siguiente paso.

2. Inclinaremos a la víctima hacía delante y la rodearemos con nuestros brazos a la altura del abdomen. Cerraremos una mano y colacaremos el puño, con el pulgar hacía dentro, en la zona entre el ombligo y la parte inferior del esternón. Nos agarraremos con la otra mano el puño y presionaremos fuerte y rápido hacía dentro y hacía arriba del abdomen de la víctima.

Esta maniobra la repitiremos 5 veces y se llama maniobra de Heimlich o compresiones abdominales.

Si el atragantamiento aún no se ha solucionado, continúe alternando los 5 golpes en la espalda con las 5 compresiones abdominales.

  • Si nuestra víctima se queda inconsciente;
  1. Llame al 112.
  2. Inicie maniobras de Resucitación Cardiopulmonar
Y si el atragantamiento lo sufre…
  • Una víctima que está embarazada.
  • Una persona con obesidad.
    • En estos dos casos, por el diámetro, no vamos a poder rodear su cintura con nuestro brazos para realizar la maniobra de Heimlich con lo que debemos realizar compresiones torácicas en el mismo punto en el que se realizan las compresiones de la RCP.
  • Un lactante.
    • Consideramos lactante desde el nacimiento hasta el año.
    • Si el lactante está consciente, colocaremos al niño en nuestro antebrazo y le daremos la vuelta de tal modo que el niño quede mirando hacia el suelo con la cabeza más baja que los pies, daremos 5 golpes entre las escapulas volveremos a voltearle y le administaremos 5 compresiones torácicas.
    • Si el lactante está incosciente, iniciaremos RCP: con 5 respiraciones boca a boca y luego una secuencia de 30:2
  • Un niño.
    • Consideramos niño de 1 a 8 años de edad.
    • Si el niño está consciente actuaremos igual que en el adulto, 5 golpes entre las escapulas, 5 maniobras de Heimlich, 5 compresiones torácicas.
    • Si el niño está inconsciente actuaremos igual que en el lactante, iniciaremos RCP: con 5 respiraciones boca a boca y luego una secuencia de 30:2
  • Nosotros mismos y estemos solos.
    • Es posible hacerse la maniobra de Heimlich uno mismo. Coloca el puño de una mano sobre la parte superior del abdomen y cúbrelo con la otra mano. Después, busca un mueble o el respaldo de una silla, y apóyate sobre él de modo que las manos presionen con fuerza y rapidez hacia dentro y hacia fuera.
En la siguiente entrada veremos como solucionar un atragantamiento con el dispositivo anti-asfixia que vendemos en Salvando Vidas.

Compártelo en las redes sociales

;

Log In

create an account

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies