Desfibrilador DEA. Desfibrilación automática.

Desfibrilador DEA (Desfibrilador Externo Automático)

Un desfibrilador DEA, o desfibrilador externo automático, es un producto sanitario capaz de analizar el ritmo cardíaco, identificar las arritmias mortales y administrar, en caso necesario, una descarga eléctrica con la finalidad de restablecer el ritmo cardíaco, con altos niveles de seguridad en los que la descarga no precisa de la intervención humana.

Un desfibrilador DEA no sólo permite realizar descargas eléctricas sino que también monitoriza el ritmo cardiaco de la persona que está siendo atendida. Si estás interesado en adquirir un desfibrilador DEA ponte en contacto con nosotros para que podamos darte un asesoramiento profesional y especializado.

Contacta con nosotros [+]
Desfibrilador DEA
  • DISEÑO CON
    GRÁFICOS

    Diseño en fases con gráficos llamativos y fáciles de seguir. Los usuarios con y sin formación sabrán claramente cómo empezar.

  • ELECTRODOS DE
    FÁCIL INSTALACIÓN

    Despéguelos directamente de su base para una colocación en paralelo más rápida.

  • Avanzada tecnología
    de análisis

    Identifica ritmos desfibrilables durante las compresiones torácicas sin necesidad de pausas.

  • METRÓNOMO Y
    GUÍA DE RCP

    Establece un ritmo efectivo y guía de forma sonora a los usuarios, detectando y corrigiendo la técnica en caso de ser necesario.

  • Asistencia por
    voz

    Detecta el ruido de fondo para ajustar el volumen y que sus instrucciones sean siempre claras.

  • MÁXIMA ENERGÍA
    DISPONIBLE

    Hasta 360 J para descargas más eficaces en caso de ser necesario.

  • Resistencia a los
    agentes externos

    Clasificación IP55 para los entornos más exigentes.

  • SISTEMA
    BILINGÜE

    Alterne entre dos idiomas preestablecidos cuando utilice el dispositivo.

  • GARANTÍA DE
    8 AÑOS

    Respaldado por una garantía de 8 años.

Preguntas sobre el uso de los desfibriladores

¿Qué es la desfibrilación?

Consiste en administrar mediante los parches, a través del músculo del corazón, una estimulación eléctrica cuando éste ha sufrido una parada cardiorrespiratoria debido a una arritmia susceptible de recibir una descarga para intentar restaurar la actividad contráctil efectiva del corazón.

¿Para qué sirve la desfibrilación temprana?

Está demostrado científicamente que la desfibrilación eléctrica precoz es el medio más efectivo para recuperar la vida, evitando o minimizando las secuelas. Se estima que por cada minuto que pasa sin aplicar esta medida disminuye la supervivencia un 7-10 %; y que el empleo del desfibrilador en un plazo inferior a cinco minutos la aumenta, disminuyendo las secuelas.

¿Cómo mejorar la respuesta a las paradas cardíacas?

La primera prioridad, junto con las compresiones torácicas (masaje cardiaco), es la desfibrilación temprana. En este sentido, una de las estrategias fuera de los sistemas de emergencias médicas es el despliegue del desfibrilador DEA o desfibrilador externo automatizado en los grandes espacios públicos. Dicha estrategia se ha mostrado útil como complemento a la atención hospitalaria, siendo factible, segura y eficaz.

¿La desfibrilación sustituye el masaje cardíaco?

La desfibrilación es un complemento muy beneficioso para la víctima, pero no es un sustituto al masaje cardíaco.

¿Qué es un desfibrilador semiautomático externo (DESA)?

Un DEA es un dispositivo electromédico dotado de una tecnología capaz del análisis del ritmo cardíaco, de identificar arritmias mortales tributarias de desfibrilación y de informar de cuándo es necesario administrar una descarga eléctrica, a fin de restablecer un ritmo cardíaco viable, con altos niveles de seguridad y beneficio para la víctima.

¿Qué perjuicio puede ocasionar un DEA?

El DEA es 100% seguro tanto para la víctima como para el resucitador. Solo solicitará que administre la descarga eléctrica, en caso de detectar los dos ritmos desfibrilables que hemos anunciado anteriormente FV (fibrilación ventricular) y TVSP (taquicardia ventricular sin pulso).

Normativa aplicable a los desfibriladores en la Comunidad de Madrid

Los siguientes espacios están obligados a disponer de al menos un desfibrilador en condiciones aptas de funcionamiento y listo para su uso inmediato:

  • Los grandes establecimientos comerciales, individuales o colectivos, cuya superficie comercial de exposición y venta sea superior a 2.500 m2.
  • Los aeropuertos.
  • Las siguientes instalaciones de transporte: estaciones de autobuses y ferrocarril en poblaciones de más de 50.000 habitantes, las estaciones de metro, ferrocarril y autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 5.000 personas.
  • Los establecimientos dependientes de las Administraciones Públicas en poblaciones de más de 50.000 habitantes y con una afluencia media diaria igual o superior a 1.000 usuarios.
  • Las instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de usuarios diarios sea igual o superior a 500 personas.
  • Los establecimientos hoteleros con más de 100 plazas.
  • Los centros educativos.
  • Los centros de trabajo con más de 250 trabajadores.
  • Los centros residenciales de mayores que dispongan de, al menos, 200 plazas de residentes.
  • Los establecimientos públicos, con un aforo igual o superior a 2.000 personas.

RRSS fondoimg blanca

Compártelo en las redes sociales

Formualrio inf productos

 

Solicite información sin compromiso

Nombre

Email

Teléfono

Ciudad

Consultas y comentarios

;

Log In

create an account

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies