Preguntas sobre el uso del desfibrilador

¿Qué es un desfibrilador semiautomático externo (DESA)?

Un DESA es un dispositivo electromédico dotado de una tecnología capaz del análisis del ritmo cardíaco, de identificar arritmias mortales tributarias de desfibrilación y de informar de cuándo es necesario administrar una descarga eléctrica, a fin de restablecer un ritmo cardíaco viable, con altos niveles de seguridad y beneficio para la víctima.

¿Qué es la desfibrilación?

Consiste en hacer pasar mediante los parches, a través del músculo del corazón, una estimulación eléctrica, cuando éste ha sufrido una parada, para que posibilite la restauración de una actividad coordinada del mismo.

¿Para qué sirve la desfibrilación temprana?

La parada cardiorrespiratoria es una de las situaciones de emergencia sanitaria de mayor incidencia en nuestro medio y que mayores riesgos vitales comporta. Las causas más frecuentes de la misma son, en el adulto y en el medio extrahospitalario, la fibrilación ventricular (FV) y la taquicardia ventricular sin pulso (TVSP). Está demostrado científicamente que la desfibrilación eléctrica precoz es el medio más efectivo para recuperar la vida, evitando o minimizando las secuelas. Se estima que por cada minuto que pasa sin aplicar esta medida disminuye la supervivencia un 7-10 %; y que el empleo del desfibrilador en un plazo inferior a cinco minutos la aumenta, disminuyendo las secuelas.

¿Cómo mejorar la respuesta a las paradas cardíacas?

La primera prioridad es la desfibrilación temprana. En este sentido, una de las estrategias fuera de los sistemas de emergencias médicas es el despliegue de desfibriladores externos automatizados (DEA) en los grandes espacios públicos como polideportivos, estaciones de transporte, estadios, centros comerciales, áreas de culto, colegios, etc. Dicha estrategia se ha mostrado útil como complemento a la atención hospitalaria, siendo factible, segura y eficaz.

¿La desfibrilación sustituye el masaje cardíaco?

La desfibrilación es un complemento muy beneficioso para la víctima, pero no es un sustituto al masaje cardíaco.

¿Qué perjuicio puede ocasionar un DEA?

El DEA es 100% seguro tanto para la víctima como para el resucitador. Solo solicitará que administre la descarga eléctrica, en caso de detectar los dos ritmos desfibrilables que hemos anunciado anteriormente FV (fibrilación ventricular) y TVSP (taquicardia ventricular sin pulso).